Jueves, 16 de Septiembre de 2021

Noticias

La Plata, 04 de abril

El Teatro Argentino abre la temporada de ballet con la obra “Giselle”

Con la participación de primeros bailarines invitados de prestigio internacional, como el argentino Iñaki Urlezaga y la rusa Anastasia Kolegova, el primer coliseo bonaerense ofrecerá la obra más representativa del ballet romántico en versión coreográfica de Gustavo Mollajoli. El domingo 11 de abril, a las 18.30, en la Sala Alberto Ginastera del Teatro Argentino de La Plata, dependiente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires, subirá a escena el ballet Giselle, con música de Adolphe Adam y coreografía de Gustavo Mollajoli.









Habrá nuevas funciones el jueves 15, viernes 16 y sábado 17 de abril, a las 20.30, y el domingo 18, a las 18.30.

La orquesta será conducida por Carlos Calleja, la escenografía y la iluminación le corresponden a Juan Carlos Greco y el vestuario a Eduardo Caldirola. Intervendrán los miembros del Ballet Estable del Teatro Argentino, que dirige Rodolfo Lastra, junto a los primeros bailarines invitados Anastasia Kolegova (del Ballet Mariinsky de San Petersburgo), e Iñaki Urlezaga.

Los principales roles serán asumidos por Julieta Paul (11, 15 y 18), Anastasia Kolegova (16 y 17) como Giselle; Bautista Parada (11 y 15), Iñaki Urlezaga (16 y 17) y Nahuel Prozzi (18) como Albrecht.

Ballet antológico del romanticismo

Giselle se gestó en el París de 1841. Por su gran vitalidad como obra dramática, el tema, la música y su ambientación, se deja ver como un ballet d’action: danza y pantomima desarrollando un argumento literario. Reconoce éste raíces en la leyenda alemana, recogida por Heine, adaptando la trama Théophile Gautier, el noble Vernoy de Saint-Georges y el maître de ballet de la Ópera de París, Jean Coralli. Inesperada combinación que dio luz a la joven aldeana Giselle, inocente, ingenua, que por amor decepcionado llega a desvariar y morir: una heroína romántica. Pasa luego al fantástico mundo de las novias engañadas -las wili-, seres alados que viven en la oscuridad de la noche sólo iluminada por la luna. Atraen a quienes las desilusionaron, los enloquecen y hacen bailar hasta la extenuación, a la que sobrevendrá la muerte como castigo. Con las luces del alba, las wili desaparecerán para retornar a sus tumbas.

Por entonces, Jean Coralli era coreógrafo diestro, competente, no gran talento. Pero no fue él quien concibió para la eternidad los pasos de la heroína, la bailarina-actriz; ni de su partenaire, con protagonismo de primer nivel: Jules Perrot fue su creador, aunque su nombre no figurase finalmente en los programas.

En cuanto a la música, desde aquel 28 de junio de 1841, seguimos escuchando la amena creación de Adolphe Adam, que con gran acierto supo vigorizar la tragedia en los momentos cruciales. Desde el estreno la partitura original fue interpolada al promediar el primer acto con el pas-des-paysans, extenso pas de deux que se hizo famoso y casi inseparable del resto. Su autor es Friedrich Burgmüller, integrante de la orquesta de la Ópera, llamado de urgencia para componerlo bien ritmado, tarea que cumplió cabalmente.

La primera Giselle fue la italiana Carlotta Grisi, nacida en 1819 y formada en la Scala di Milano. Encarnó a Albrecht el gallardo Lucien Petipa, uno de los grandes del siglo XIX. Myrtha, la reina de las wili, obtuvo su exacta interpretación en otra gran figura de la Opera: Adèle Dumilâtre. Eugène Coralli animó el papel de Hilarión, el descorazonado guardacotos que por despecho descubrirá el engaño del duque de Silesia, escondido bajo las vestimentas del aldeano Loys. El estreno se produjo en la Ópera de París de la calle Le Peletier, que años después se incendiaría, convirtiendo en cenizas los recuerdos del ballet romántico. Pero Giselle reverdeció en Rusia, gracias a Marius Petipa, a sus innovaciones introducidas para enfatizar la técnica del cuerpo de baile y para dar mayor intervención a Myrtha, uno de los principales personajes del acto final. El retorno de Giselle a Occidente se produjo durante la segunda presentación de la Compañía de Sergei Diaghilev (1910), repuesta por Mijail Fokin sobre la base configurada por Petipa, e interpretada por Tamara Karsavina y Vaslav Nijinski. De allí en más, y hasta en versiones diferentes, algunas altamente controvertidas, el celebrado ballet no iba a desaparecer de los escenarios y las más grandes intérpretes, como Olga Spessivtzeva, Alicia Márkova o Alicia Alonso, conmovieron con magníficas composiciones.

En 1984 y para la presentación en Buenos Aires de Carla Fracci, Gustavo Mollajoli creó especialmente para el Ballet del Teatro Colón de Buenos Aires la versión que ahora se repone en el Teatro Argentino de La Plata. Se basó para ello en las diferentes versiones llegadas hasta nuestros días de lo que originariamente crearan Jean Coralli, Jules Perrot y Marius Petipa, respetando el estilo de esta obra cumbre del romanticismo.




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 18

  • Finlandia

    Jean Sibelius

  • Quando Men Vo

    Anna Netrebko (Musetta)

  • Vesti la giubba

    Mario Lanza (Canio)

  • Estudio Nº 12

    Frederic Chopin

  • Scheherezade

    Nicolai Rimsky Korsakov

  • Sonata para piano en si menor

    Franz Liszt

  • Dammi i colori... Recondita armonia

    Mario del Monaco (Mario Cavaradossi)

Intérpretes

Voces

Julio Sosa

Julio Sosa

Sin lugar a dudas, Julio Sosa fue el último cantor de tango que convocó multitudes. Y en ello, poco importó que casi la mitad de su repertorio fuera idéntico al de Carlos Gardel, aunque también es cierto que interpretó algunos títulos contemporáneos. Como dice el investigador Maximiliano Palombo, fue una de las voces más importantes que tuvo el tango en la segunda mitad de los años cincuenta y principios de los sesenta, época en que la música porteña pasaba por un momento no demasiado feliz".

Voces

Ángel Vargas

Ángel Vargas

Posiblemente, junto a Francisco Fiorentino, fue el modelo del "cantor de la orquesta". Tanto es así que hablar de Ángel Vargas nos remite indefectiblemente a Ángel D'Agostino, el director de la orquesta de sus grandes éxitos. Cantor de una personalidad impresionante, es el símbolo del fraseo porteño de los años cuarenta. Vargas canta como únicamente se cantó en el cuarenta. Su fraseo era reo y compadrito pero al mismo tiempo, de un infinito buen gusto. Tenía una dulzura que disimulaba su voz pequeña pero varonil, transmitía simpatía y era sobretodo, un cantor carismático. Fue sin duda uno de los más grandes artistas de nuestro tango.

Voces

Roberto Goyeneche

Roberto Goyeneche

El Polaco nació el 29 de enero de 1926. Fue conductor de colectivos, taxista y mecánico. A los dieciocho años debutó en la orquesta de Raúl Kaplún y luego fue vocalista de Horacio Salgán. En 1956 fue convocado por Aníbal Troilo, incorporándose a su orquesta como cantor hasta 1963. Alentado por Pichuco, con el que llegaron a ser grandes amigos, al año siguiente se constituyó en forma definitiva como solista, etapa que se prolongó durante tres décadas.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis