Domingo, 04 de Diciembre de 2022

Mozart

1788 - 1789

1788 - 1789

En el verano de 1788, y en el corto plazo de dos meses, compone Mozart las sinfonías 39, 40 y 41. Seguramente pensaría ofrecerlas en la siguiente temporada, su situación económica así lo exigía, aunque las cosas ocurrieran de otra manera. Se las ha calificado de «testamento sinfónico» y se ha afirmado, para cargar las tintas, que Mozart no las llegó a oír nunca.







En el verano de 1788, y en el corto plazo de dos meses, compone Mozart las sinfonías 39, 40 y 41. Seguramente pensaría ofrecerlas en la siguiente temporada, su situación económica así lo exigía, aunque las cosas ocurrieran de otra manera. Se las ha calificado de «testamento sinfónico» y se ha afirmado, para cargar las tintas, que Mozart no las llegó a oír nunca.

Lo primero, siempre que no se prejuzgue la intención, puede afirmarlo cualquiera, porque en las tres obras culmina un proceso creativo que supera al más abundante ciclo de las sinfonías de Haydn, aunque sea este último, y no el mozartiano, el que tenga heredero en Beethoven. Lo segundo es totalmente falso, porque una de las tres figuró en un programa que la Asociación de Músicos dio a beneficio de sus huérfanos y viudas, precisamente dirigido por Salieri, reuniendo, como era su costumbre, una orquesta numerosa.

No necesitamos tramar ninguna leyenda, ni recurrir a Júpiter para apadrinar la última de las tres obras. ¿Qué sobrenombre deberíamos poner entonces a la sinfonía en Sol menor? Son tres obras maestras escritas lejos de cualquier presentimiento fatal después de haber creado Don Giovanni.

El ofrecimiento que le hace, en la primavera de 1789, su alumno el príncipe Lichnowsky para que le acompañe a Berlín en su propio coche, debió despertar en Mozart la esperanza de poder enderezar su situación económica. El príncipe tenía un cargo en el ejército prusiano y podía presentar a su maestro al rey Federico Guillermo II. Se trataba de un viaje de negocios, Mozart escribe a Constanza que el príncipe se ocupaba en el comercio de caballos, y él mismo aprovecha su estancia en Praga para sacar el contrato de una nueva ópera, que no llegó a cumplirse, y luego en Dresde, después de tocar para el elector, obtiene una valiosa caja con cien ducados.

En Berlín, el rey le invita a participar en alguno de sus conciertos, le paga con cien federicos de oro y le encarga seis cuartetos de cuerda para su propio uso; él mismo tocaba el violonchelo. Si, como es fácil suponer, pretendía quedarse al servicio de la corte de Prusia, alejándose del emperador y sus bailes de carnaval, de sus propias deudas y de la ciudad que le había vuelto la espalda, el fracaso del viaje no puede ser más amargo, porque los músicos que rodean al rey, con sus intrigas, consiguen que el intruso se tenga que volver por donde ha venido. Para colmo, tiene que prestar cien florines al príncipe Lichnowsky, que, o bien ha calculado mal sus gastos de viaje, o ha querido cobrarle a Mozart el suyo a costa de los regalos recibidos; así que, en la última carta que escribe a su mujer, le anuncia que deberá alegrarse más por su vuelta que por el dinero que lleva a casa.

Y bien que lo hubiese necesitado, porque con los apuros crecen los gastos, y Constanza debe echar un remiendo a su salud en el balneario de Badén. Mientras, sigue pidiendo dinero a Puchberg hasta el cansancio, al tiempo que él mismo acude en ayuda de su amigo el clarinetista A. Stadler, a quien, además de regalarle ese tesoro melódico que es el Quinteto para clarinete (K 581), le presta una cantidad considerable de dinero.

Con su amigo Puchberg, al menos en el terreno musical, no fue menos generoso, porque para él compuso el Trío para violín, viola y violonchelo (K 563), que a pesar de titularse «divertimento» y tener seis movimientos, es una auténtica obra de cámara a la que dedicó la más cuidadosa elaboración.

Parece que fue la afortunada reposición de «Las bodas» lo que animó al emperador a encargar a Mozart una nueva ópera, “Cosi fon tutte”. El encargo, y las intrigas de Salieri para hacer cambiar de idea al emperador y componerla él mismo, son las únicas cosas que conocemos con certeza.

Utilice esta guía para recorrer la vida de Mozart de manera cronológica.
Entrega siguiente: Cosi fan tutte.
Entrega anterior: Don Giovanni.
Bibliografía: Mozart de Rafael Pérez Sierra

Más Notas
Cosi fan tutte
Don Giovanni
Triunfo en Praga y la muerte de Leopoldo
Las bodas de Fígaro
Conciertos para piano

Ver Historial




Breves

  • HECTOR BERLIOZ

    Fue un creador cuyo obstáculo fue la intransigencia de la mayoría de los músicos en casi todos los temas, desde su apoyo al uso del saxofón o a la nueva visión dramática de Wagner. Su vida fue excéntrica y apasionada. Ganó el Premio de Roma, el más importante de Francia en aquel momento, por una cantata hoy casi olvidada. Su obra musical es antecesora de estilos confirmados posteriormente.

  • El aprendiz de brujo de Paul Dukas se basa en una balada de Goethe. Es un scherzo sinfónico que describe fielmente cada frase del texto original.

  • La primera ópera de la que se conserva la partitura es Orfeo de Claudio Monteverdi. Se estrenó en Mantua en 1607, con motivo de la celebración de un cumpleaños, el de Francesco Gonzaga.

  • La obra que Stravinski compuso desde la época del Octeto de 1923 y hasta la ópera The Rakes Progress de 1951, suele considerarse neoclasicista.

  • En la Edad Media encontramos la viela de arco, de fondo plano y con dos a seis cuerdas, que se perfeccionó en la renacentista, hasta llegar a su transformación en el violín moderno a partir del siglo XVI, cuando se estableció una tradición de excelentes fabricantes (violeros) en la ciudad de Cremona.


Citas

  • DANIEL BARENBOIM

    "Un director no tiene contacto físico con la música que producen sus instrumentistas y a lo sumo puede corregir el fraseo o el ritmo de la partitura pero su gesto no existe si no encuentra una orquesta que sea receptora"

  • GEORGE GERSHWIN

    "Daría todo lo que tengo por un poco del genio que Schubert necesitó para componer su Ave María"

  • GUSTAV MAHLER

    "Cuando la obra resulta un éxito, cuando se ha solucionado un problema, olvidamos las dificultades y las perturbaciones y nos sentimos ricamente recompensados"

  • FRANZ SCHUBERT

    "Cuando uno se inspira en algo bueno, la música nace con fluidez, las melodías brotan; realmente esto es una gran satisfacción"

  • BEDRICH SMETANA

    "Con la ayuda y la gracia de Dios, seré un Mozart en la composición y un Liszt en la técnica"

MULTIMEDIA

  • Cielo e mar!

    Giuseppe Di Stefano (Enzo Grimaldo)

  • Música para los reales fuegos artificiales

    Georg F. Haendel

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Programa N° 9 - 31 de octubre de 2010

  • Rapsodia Sinfónica

    Joaquín Turina

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    N° 6 - 10 de octubre de 2010

  • Sinfonía Nº 3 Op. 32

    Moderato assai

  • Hágase la Música en Radio Brisas

    Ciclo 2011 - Programa N° 17

  • Sonata para violín y piano

    Allegretto ben moderato

Intérpretes

Músicos

Julio De Caro

Julio De Caro

Su carrera se desarrolló a través de cuatro actividades principales: fue director, compositor, arreglista y violinista. Se convirtió en uno de los grandes intérpretes de la generación de 1910, pero a partir de 1923 creó un estilo original que lo convirtió en líder de su generación y modelo de las siguientes. En 1927 grabó su primer disco. Entre sus grandes éxitos cabe mencionar: "El malevo", "Boedo", "Berretín", "Nobleza de arrabal" y "Flores negras". De Caro fue de los primeros en comprender que el destino del tango era la música y avanzó en esa dirección, hasta donde le dio el aliento.

Voces

Héctor Mauré

Héctor Mauré

Su más importante investigador, Eduardo Visconti, define así su estilo y su voz: "Su línea interpretativa era dramática y al mismo tiempo melódica. Una voz particular, de registro barítono atenorado, agradable timbre y clara dicción, voz potente, melodiosa y afinada, de corte gardeliano". Héctor Mauré dejó 293 grabaciones para los sellos Víctor, Orfeo, Columbia y Music Hall. Como autor y compositor registró en SADAIC 26 temas, uno de ellos, el tango "Oro y diamantes", fue grabado por Juan D'Arienzo.

Músicos

Juan Carlos Cobián

Juan Carlos Cobián

Corrían los años finales de la década de 1910 y el tango luchaba por liberarse del ingenuo primitivismo musical de sus orígenes, internándose en formas orquestales más complejas. Evolucionaba también el papel del piano, hasta entonces reducido a la simple marcación del ritmo. Comenzaba a delinearse una tendencia estilísticamente depurada y novedosa, el llamado por algunos estudiosos «tango romanza», entre cuyos precursores se destaca la figura de Juan Carlos Cobián.

Junín, 13/06/2016

Presentaron “Tango en Junín”

Los amantes del tango podrán disfrutar de diversas actividades durante cinco días en Junín. El intendente la Ciudad, Pablo Petrecca, presentó oficialmente “Tango en Junín”, un importante ciclo cultural que se desarrollará entre el 13 y el 17 de julio próximos e incluirá la realización de la preliminar del Festival y Mundial de Tango BA 2016.

Mar del Plata, 30/05/2016

Amelita Baltar en el Teatro Colón

El sábado 11 de Junio a las 21 hs se presentará en el Teatro Municipal Colón la gran cantante Amelita Baltar, acompañada por la Orquesta Municipal de Tango que dirige el Maestro Julio Davila y el pianista Aldo Saralegui como invitado especial. Luego de su presentación en Mar del Plata, la cantante estrenará un nuevo espectáculo: "Noches de Kabaret" en el Teatro Maipo de Buenos Aires.

Letras

Ver mís letras
A B C D E F G H I J K
L M N O P Q R S T U
V W X Y Z

Desarrollado por Osmosis